El cofla de Catriel

Una bitácora de sueños, sentires y otras yerbas desde Catriel, "Puerta norte de la PATAGONIA ARGENTINA".

HOY QUIERO OIR ESTA MUSICA...LA COMPARTIMOS?

04 agosto 2006

Algunas cosas de mi pueblo (Los Changarines)

La foto es vieja; tan vieja como esos recuerdos que se asoman cuando uno se sienta a escribir.

Nunca supe sus nombres, pero éramos “conocidos”. Los cruzaba casi todas las tardes cuando yo salía a esperar el “turno” que me llevaba al campo y ellos regresaban de su jornada.

Se notaba que no tenían ocupación fija. Las “alpargatas” de él, muchas veces estaban sucias con resto de cemento y cal, por lo que era fácil inferir que había trabajado de peón de albañil. Otras veces, venían tapadas de tierra y con algunos manchones medio verdosos, que delataban el trabajo en la chacra. En algunas oportunidades su calzado y su pantalón estaban manchados de gotas blancas o multicolores, como si el día se hubiese derretido sobre el como un helado al sol, por lo que seguramente había oficiado de pintor.

Siempre andaban juntos; parecía que habían nacido así.

Su rumbo era casi siempre el mismo: el viejo bar que estaba junto a mi casa.
Algunas veces entraba uno solo, y otras los dos. Casi siempre con el mismo paso, la misma decisión, la misma naturalidad y firmeza. En otras ocasiones ingresaba uno solo, mientras el otro aguardaba pacientemente junto a la puerta, viendo los escasos transeúntes.

El retorno en cualquiera de los casos era siempre igual; uno regresaba con paso incierto y tambaleante, mientras el otro marchaba detrás, a paso firme y atento a todo.

En verano solían quedarse un rato afuera, recostados sobre la pared, mientras el sol caía. Parecía que mantenían una intensa conversación sobre quien sabe que tramas secretas del universo. Uno hablaba en voz baja el otro miraba atentamente, y por momentos parecía asentir.

Una tarde de invierno, cuando la noche se devora las luces, paso uno solo de ellos. Me sorprendió. Creí que era solo algo circunstancial, pero no. Tarde tras tarde uno solo de ellos cumplía con la vieja rutina.

Paso el invierno y la intensa primavera aligero las ropas y los espíritus.
Tarde tras tarde los mismos pasos seguían desandando el mismo camino.
Cuando el sol comenzaba a esconderse, solía recostarse en la pared y hablaba; hablaba sobre quien sabe que tramas secretas del universo; el sabia que allí había una sombra que le escuchaba con atención y que por momentos asentía.

Luego de un rato, salía andando con su paso tembloroso e inseguro, mientras seguía hablando en voz baja y si uno ponía atención en observar, podía casi notar la pequeña sombra que lo acompañaba.

La última vez que nos cruzamos, no me saludo, y sus ojos se veían nublados, como si fuese llorando.
Nunca nadie mas, charlo contra la vieja pared a la caída del sol…quien sabe que rumbos celestiales habrán tomado y sobre que tramas secretas del universo estarán charlando.
Foto: El Cofla

Etiquetas:

6 Comments:

At 04 agosto, 2006 14:38, Blogger DudaDesnuda said...

Precisamente ahora deben estar pasando por tu puerta, con paso incierto y tambaleante uno, mientras el otro marcha detrás, a paso firme y atento a todo. Vaya a saber que tramas secretas del universo han descubierto, ellos saben que allí hay un escritor que los escuchará con atención y, nosotros, por momentos asentiremos.

Besos y fantasmas.

 
At 04 agosto, 2006 23:48, Blogger mi otro yo said...

Vengo de lo de Duda, siguiendo tus comentarios, y me encuentro con cosas tan calidas como tus palabras por esos lados.
te dejo saludos!

 
At 05 agosto, 2006 01:22, Blogger Turca said...

Flaquito de mi corazón... Me hiciste lagrimear... No me hagas caso... debe ser la sombra de mi viejo, que alguna vez fue ghangarín, desanduvo el camino de más de un bolichín catrielense, y ahora pasa por delante de mis retinas, jugando a que me nubla la vista...

Besos, regresos y melancolías.
(Te extrañé, te dije?)

 
At 05 agosto, 2006 02:31, Blogger el flaquito said...

Dudi:
Nunca los fantasmas son tan bienvenidos, como cuando llegan de tu brazo y con un pucho entre los labios.

Besos sin filtro

MI OTRO YO:

Los amigos de Duda, son mis amigos. Bienvenida a casa.
El blog es chico, pero el corazon es grande.
Gracias por tu visita.

TURCA !!!!!!!!!!

Pense que me habias abandonado !!!!...ya estaba al borde del sucidio, cuando encuentro tu comentario y suspendi todo...jajaja
Te cuento que me pase todo el mes de julio, parado en la puerta del "Cafe de la vieja esquina", esperandote a vos y Nestor para tomar el feca "que tanto nos debemos"...pero solo logre agarrame una bruta pulmonia...
Una real alegria leerte de nuevo...
Si, me has puesto muy contento

Un abrazo, un cafe y una aspirina

 
At 07 agosto, 2006 11:51, Blogger pegatina said...

Sólo un gran observador como tú es capaz de captar el alma de esas sombras que pasan a nuestro lado, sólo un sensible escritor es capaz de narrarlas con tanta belleza.

 
At 11 agosto, 2007 10:57, Anonymous pegatina said...

Sombras de luz caminan a nuestro lado, mientras, volvemos a pasar por los mismos senderos..., ya más cansados, no vemos; pero sí sentimos cómo el ruido de unos pasos interrumpen nuestro camino y un rumor de hojas secas nos alcanza...y vemos.
tk

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Google
 
Web patagoniasatelital.blogspot.com
flacofla.blogspot.com coflafotos.blogspot.com
¡Ahijuna! - Muy Argentino

Los mejores 
traductores y diccionarios
comentatublog

imagen
Círculo Amigos Todoar Blogarama - The Blog Directory Adoos Geo Visitors Map