El cofla de Catriel

Una bitácora de sueños, sentires y otras yerbas desde Catriel, "Puerta norte de la PATAGONIA ARGENTINA".

HOY QUIERO OIR ESTA MUSICA...LA COMPARTIMOS?

19 julio 2008

¿Termino el conflicto?

El embrollo argentino

Por Osvaldo Bayer

Otra vez el mismo clima. Otra vez parece que marchamos por una calle sin salida. Hubo un hombre de mi tiempo, Aldo Ferrer, que dijo lo valedero, lo equitativo. Pero nadie lo escuchó. Hay que distribuir las ganancias para llevar adelante una sociedad integrada; si no, quedaremos cada vez más en el subdesarrollo. La sociedad tiene que ser integrada, regulada. Recordemos aquello de la economía social de mercado. Con la que la Alemania destruida de posguerra logró levantarse. Redistribuir las ganancias en la ciencia, en la técnica, en la paz social, en la educación, en la salud, en una industria que vaya eliminando las dependencias. Una sociedad con miserias es una sociedad injusta, corrupta, en sí, inmoral. Además se equivoca aquel que siempre quiere tener más, porque ese afán de dominar es el que crea violencia en la sociedad. Porque el que tiene más es casi siempre traicionado por los cuidadores de ese status.
Una sociedad moderna ya no puede vivir sin las regulaciones. Porque, si no, terminaremos en los grandes castillos de la Edad Media donde se refugiaban los autodenominados nobles para “gozar” de su poder: vestidos desopilantes, joyas, coronas, armas, minués, cuarteto de cuerdas en el almuerzo de los señores, caza del jabalí rodeados por una comitiva de uniformados bien remunerados. Mientras, a su paso, los esclavos bajo el látigo o los eternos peones de la tierra, con sus harapos y sus ojos plenos de miedo y de hambre. Ahora las figuras han cambiado, todo es más disimulado. Pero las vallas morales y materiales son las mismas. Los dueños en sus countries de lujo con las mismas defensas –esta vez ya de empresas de vigilancia– y, a las pocas cuadras, las villas miseria con su increíble cuadro de las fantasías morbosas de la brutal realidad.
En la Argentina ha ocurrido otra vez un golpe, como ya alguien lo ha dicho. Y como todos los golpes se originó, por un lado, por la incapacidad de quienes gobiernan de convencer, y por el otro, los de la filosofía “no me toquen el bolsillo”.
Los autores del golpe sin armas pero con medios salieron a defender lo “suyo”, todos juntos, algunos de bolsillo flaco y los otros, los tradicionales dueños de la tierra, de los medios, de las empresas que compran y venden.
El error de quienes tienen que ser los administradores racionales y justos fue meterlos a todos en la misma bolsa. Los de poca tierra y los eternos señores de la tierra y del cielo. Y todo se convirtió en dos mitades. Y desempató Cobos, un político esencialmente argentino, que cuando le tocó hablar lo hizo a ritmo de tango, y votó con lágrimas en los ojos. Tal vez lo ayudó a decidirse la virgencita de Luján. Recemos. Cuando lo ético, si se forma parte de un gobierno y no se está de acuerdo con una resolución de ese gobierno, es renunciar y no votar en contra de los que justamente lo pusieron segundo en la lista. Se vuelve a la base y no se sigue aferrándose al poder, por si las moscas. Pasó a ser el héroe de la derecha con voz entrecortada. Primero borocoteó a su partido y puso cara sonriente al peronismo K. Ahora, una vez en el poder, vota emocionado en contra y dice que espera ser aceptado de nuevo por su antiguo partido. En letra argentina eso se llama ser radical. Qué curioso, diría un gramaticólogo estructural alemán observando el uso argentino de la palabra “radical”, y se deprimiría al no encontrar una explicación idiomática consensuada. Porque claro, en sí, radical es ser, como lo dice su raíz: revolucionario, avanzado, definitivo. Definitivo. ¿Ad infinitum? ¿Definitivo? De radical argentino pasó a radical K y de K –probablemente– a la fórmula Cobos-De Angeli, de la cual ya se habla.
Pero eso no es el problema fundamental. El patetismo está en las dos Argentinas actuales de las que, desde su nacimiento, nadie fue capaz de hacer una. Fue muy cómico ver al presidente de la Sociedad Rural, el señor Miguens, cantar el Himno Nacional, emocionado, después del voto de Cobos: “ved en trono a la noble igualdad”. Cuando lo vi en la pantalla recordé las orgullosas crónicas de los diarios patagónicos La Unión y El Orden, de 1922, describiendo el gran banquete de la Sociedad Rural a los oficiales del 10 de Caballería que acababan de fusilar a centenares de peones patagónicos. Fue para 120 comensales y se cantó también, con emoción, el Himno Nacional. “Ved en trono a la noble igualdad, libertad, libertad, libertad” (esto es necesario remarcarlo siempre). Se descorchó champagne y los estancieros ingleses presentes le cantaron al teniente coronel Varela –el fusilador– el “for he is a jolly good fellow” (sí, “porque eres un buen camarada”).
Cobos, cuando se emocionó en la madrugada del jueves, ya que votó por el “campo”, tendría que haber mencionado la tragedia de los peones patagónicos, ya que fue un gobierno radical, el de Yrigoyen, el que dio la orden de los fusilamientos. Cobos tendría que haber aprovechado esa oportunidad en que todos los ojos argentinos lo miraban, para pedir perdón –como radical– por tan trágica y tremenda injusticia. Señalar que fue un error garrafal y un crimen de lesa humanidad. ¿No les suscita ninguna culpa, a los radicales K y a los radicales J, tantos peones asesinados?
Cuando Cobos votó por el no, los manifestantes de Palermo todos en coro cantaron el Himno Nacional. (¿No hubo ninguno, que mirando a Cobos, le tararee el “for he is a jolly good fellow? Las crónicas no lo dicen, no seamos mal pensados.) Pero, eso sí, el diario La Nación describió gozoso y engolosinado cómo estaban vestidos los manifestantes de Palermo que vivaron a Cobos: “... un matrimonio con galeras abanderadas de las que colgaban cintas brillantes, con su bebé en cochecito... o looks más vanguardistas (sombreros tipo diseños de autor) realizados con el mismo motivo... Jeans y pantalones livianos con cintos de cuero, camisas y remeras, y uno que otro sombrero, más anteojos de sol, entre las mujeres, y la onda casual Friday entre los varones... un estilo relajado matizado por el traje y la corbata... Y como silencioso detalle anti-K, una suerte de gorro llevado por algunos con esa letra en círculo cruzado, a la manera de la dialéctica vehicular, más la aclaración ‘yo no lo voté’”. (Aquí hago una pausa y pienso: pero Cobos sí lo votó a K, o mejor dicho, a la K.) Y prosigue la crónica muy significativa: “Y como voto al campo, cintas colgantes en verde soja con la leyenda: ‘Apoyo el campo’”. (Aquí también pienso: claro, con el precio de la soja se explica todo.) Y sigue: “El respeto y la amabilidad fueron la constante... a eso de las 6 de la tarde emergieron, entre otros personajes vinculados con la moda, algunos diseñadores de renombre y también el peluquero más famoso, entusiasmado con la multitud. A un paso, chicos y grandes con mascotas. Así, como en familia”.
Qué idílico. Tendríamos que estar orgullosos de que haya argentinos tan finos y delicados. Somos una familia.
No tanto. Tenemos un país dividido, como en toda nuestra historia. Federales y unitarios, el progreso de Roca y los indios bárbaros y salvajes, los argentinos de bien y los anarquistas extranjerizantes; los cabecitas negras y los libertadores, los argentinos desaparecedores y los desaparecidos; perucas, paraguas, bolitas y argentinos rubios y de ojos celestes.
Celebro que un grupo grande de intelectuales argentinos haya escrito tres cartas sobre la temática del país y así hayan tomado posición en la discusión. Por fin los intelectuales salen a la palestra. Ojalá que esto prosiga y sean tomados en cuenta cuando opinan. Y sería bueno que los políticos de vez en cuando los convoquen para escuchar su opinión. Porque el principal deber del intelectual es ése: salir a la calle cuando en la sociedad hay injusticias o se reprimen las libertades.
El diario alemán Frankfurter Rundschau informó ayer en su página editorial sobre el conflicto que sacude a nuestras pampas. Y lo titula “El embrollo argentino”. ¡Qué delicado y fino el periodista! Hablando en lunfardo, más que un embrollo es un verdadero quilombo. De “el país de las espigas de oro”, cantado por Rubén Darío, al país de la soja de oro. Sí, pero con villas miseria y niños desnutridos.

Etiquetas:

9 Comments:

At 20 julio, 2008 07:13, Blogger pegatina said...

Muy sagaz este Oswaldo, mucho.

 
At 21 julio, 2008 11:43, Anonymous Alfredo said...

Si Thoreau, Bakunin o Kropotkin resucitan sólo para leer a Bayer, creo que se hacen conservadores sólo para que deje de decir que es anarquista.
Lo que el artículo llama "el embrollo argentino" en gran parte se debe a que hay intelectuales y periodistas como don Osvaldo, que en vez de ayudar a la gente a pensar, la incitan a pelearse (hay algunos de la 'vereda de enfrente', sí, pero los peores en este momento son los oficialistas: escribir en el Página, hoy, es oficialista y rentable).
El artículo es lamentable, y demuestra cuánta gente supuestamente culta vive en una burbuja. En una sociedad necesitada de pluralismo, mezclar los fusilamientos de la Patagonia de los veinte (el clásico ritornello 'autobombístico' de Bayer) con asuntos de actualidad que poco y nada tienen que ver con ellos y forman parte de una realidad mucho más compleja que la emisión de dos consignas pseudosociológicas asemeja este artículo emitido por un sedicente anarquista a esas acrobáticas columnas de opinión que en tiempos salian en "Convicción", el diario que editaba cierto erudito del tango para el partido de algún capitoste del llamado Proceso.
Añado: del verdadero trasfondo de todo esto, o sea el ejercicio territorial del poder político a través de la extorsión de la caja chica, del Poder Ejecutivo Nacional (gobierne quien gobierne) a las Provincias, y de los Gobernadores (gobierne quien gobierne) a los Intendentes, ni media palabra. Es difícil ser un buen columnista de política nacional sin tener ni media idea de derecho y economía. Lo malo es que además el tipo se dice historiador.
Bueno, uno se ha ido acostumbrando a sus contradicciones: Bayer es así.

Saludos

 
At 21 julio, 2008 18:29, Blogger el flaquito said...

Mí siempre respetado Alfredo:
Muchas veces logras sorprenderme pero de de las formas mas inverosímiles.
Parece que ser oficialista o en su defecto estar a favor de constituye un pecado de lesa humanidad entre los que se consideran pensadores independientes. Como no logro encasillarme dentro de los pensadores (habida cuenta de mi escasa formación)puedo inferir que para no ser oficialista se debe estar en contra; de manera automática, con los gobernantes de turno; ello implicaría estar contra los radicales, cuando ellos gobiernan y ser radical cuando gobiernan los peronistas, so pena de ser tildado como sucio oficialista.
Coincido si, en que mucha gente supuestamente culta vive en una burbuja. Tal vez, visto en la linealidad del texto, incluir el tema de los fusilamientos puede verse como desafortunado…¿Qué tendrían que ver las muertes de la Patagonia por obra de la Sociedad rural con la situación actual?...ahora no se mata a nadie, al menos de manera tan “incivilizada”…una cosa es meter balas y otra utilizar leyes hechas a medida para arrojar a la muerte y a la marginación a comunidades nativas, arrasar sus tierras y bosques, que, como bien mencionan las clases medias en los noticieros televisivos son de todos, por que “la Argentina somos todos”…no tienen nada que ver las balas con tierras arrasadas que una vez pasada la fiebre de la soja solo serán desiertos inútiles.
Coincido plenamente en que necesitamos una sociedad de pluralismos y consenso, pero debes aceptarme que se hace difícil cuando siempre ganan los mismos…que las palabras: patria, democracia, pluralismo y consenso solo tienen valor cuando son esgrimidos desde determinada vereda.
Mas que interesante tu mención al derecho…habría que contratar eruditos en derecho que les expliquen a los despojados que unos tienen derecho a la mas abyecta abundancia y ellos solo al despojo; no me caben dudas que han de existir mas de un sustento filosófico… como también lo ha de haber para explicarle a los caceroleros de fin de semana por que cada vez que llueve las aguas bajan cada vez con mas furia y arrasan las pocas pertenencias que supieron conseguir…hay muchas cosas por entender y explicar…entender que todo esto no es únicamente el tema de las retenciones, entender los ciclos históricos que nos llevan a esta situación y se repiten disfrazados con el disfraz de época…
Por eso la pregunta del titulo…
¿Se terminara cuando los dueños de la soja y el petróleo consideren que de acuerdo a las leyes de la economía y dentro de todo derecho ya no les importa ni la soja ni el petróleo y corran a convencer a la opinión publica que a partir de ahora lo que el país necesita es plantar “pitutos” pero eso si libre de retenciones?
Como comprenderás, solo toco de oído y más de una vez desafino, por eso agradezco tu comentario

Un saludo

 
At 24 julio, 2008 09:59, Blogger la correntinita said...

En general, las "vanguardias esclarecidas" viven en una burbuja. Si bien la Sociedad Rural fue aliada de lo peor en nuestra historia,no podemos decir lo mismo de la Federación Agraria Argentina. Sentado ello, a mi entener, el reciente conflicto del campo puso en evidencia que no hay políticas para el sector ni para ninguno. Las retenciones son un instumento del Estado que permite la distribución de la riqueza. Entonces: Sí a las retenciones, diferenciando a los pequeños y medianos productores. No es lo mismo una hectárea en Pergamino que en La Banda. Pero, se necesita un proyecto claro para el país. Como primera medida, se me ocurre que podríamos empezar a releer la Constitución Nacional para recordar nuestros derechos y obligaciones. Pero también hace falta que todos nos comprometamos con la realidad, tomemos partido, y pensemos bien lo que elegimos

 
At 24 julio, 2008 09:59, Blogger la correntinita said...

En general, las "vanguardias esclarecidas" viven en una burbuja. Si bien la Sociedad Rural fue aliada de lo peor en nuestra historia,no podemos decir lo mismo de la Federación Agraria Argentina. Sentado ello, a mi entener, el reciente conflicto del campo puso en evidencia que no hay políticas para el sector ni para ninguno. Las retenciones son un instumento del Estado que permite la distribución de la riqueza. Entonces: Sí a las retenciones, diferenciando a los pequeños y medianos productores. No es lo mismo una hectárea en Pergamino que en La Banda. Pero, se necesita un proyecto claro para el país. Como primera medida, se me ocurre que podríamos empezar a releer la Constitución Nacional para recordar nuestros derechos y obligaciones. Pero también hace falta que todos nos comprometamos con la realidad, tomemos partido, y pensemos bien lo que elegimos

 
At 24 julio, 2008 16:44, Blogger DudaDesnuda said...

Eduardo Aliverti dice mejor que yo lo que pienso: "...Cupo recordar por estos días una definición de Gramsci: Es hegemonía cuando una clase, o fracción de una clase, logra convencer al resto de las clases, o fracciones de clase, de que sus intereses particulares son los intereses generales. Eso, exactamente eso, es lo que acaba de (volver a) consumarse en la Argentina. Pero no en la madrugada del jueves."

Besos y broncas

 
At 25 julio, 2008 02:22, Anonymous MARÍA DEL CARMEN said...

EL TEMA DEL CAMPO NOES SSECTORIAL, ES UA CUESTIÓN DE FONDO Y TODOS DEBÍAMOS POR MEDIO DE UN PLEBISCITO OPINAR AL RESPECTO, CUANDO NOES A , QUE DECIDE QUE HACER ES B O SINO CUALQUIERA.
LO QUE SE DEJA DE LADO Y NO SE TIENE EN CUENTA O NO SE QUIERE ES UNA CONDUCTA POLÍTICA REAL Y QUE ACOMPAÑE A LA PROMULGACIÓN DE LEYES CIERTAS Y EFECTIVAS PARA TODOS LSO HABITANTES DEL PAÍS, UN SECTOR , COMO ES EL AGROPECUARIO, SI BIEN ESTA EN MANOS DE ALGUNOS, PERTENECE A LA TOTALIDAD DE LOS HABITTANTES DEL PÁIS, POR CONSUMIR, POR DEMANDAR TALES PRODUCTOS.
NO ES CUESTÓN QUE SE GOBIERNA SECTORIALMENTE, ES PARA LA NACIÓN ENTERA.
POR OTOR LADO ME DUELE, Y MUCHO! VER A MI PATRIA DIVDIDA UAN VEZ M´S.
TODO SE HUBIERE PODIDO ARREGLAR PONIENDO EN EJECUCIÓN EN EL HACER Y PROCEDER UNA SOLA PALABRA DE CINCO LETRAS:
E T I C A.

EN OTRO RDEN LE INVITO A USTED A PASA R POR MI BLOG:
WWW.CUERPOSANOALMACALMA:BLOGSPOT.COM
A RETIRAR MI PREMIO - OBSEQUIO QUE HE OTORGADO A QUIÉNES HAN DEJADO HUELLA EN MIS BLOGS.

A SU VEZ EN ESTA OPORTUNIDAD HE PUBLICDO EN MIS BLOGS NOTAS RELACIONADAS ENTRE SÍ, POR ENDE INCITO A LEER LOS MISMOS.
LE SALDUA ESPERANDO QUE EL AGRADE MI HUMILDE OBSEQUIO.
LE DEJO MI PAZ Y LA PIDOPARA NUESTRA PATRIA!

 
At 30 julio, 2008 20:04, Blogger María del Carmen said...

LE SALDO Y DEJO MI PAZ Y ME SOLIDARIZO CON EL TEMA PUBLICADO, E INVITO A USTED ETIRAR EL PREMIO REGALO QUE HE DEJADO EN-:
WWW.LASRECETASDELAABUELAMATIDE.BLOGSPOT.COM
AL IGUAL QUE LEER LA NOTA DEL MISMO,
A SU VEZ PASAR Y LEERNOTAS EN:
WWW.CUERPOSANOALMACALMA.BLOGSPOT.COM

WWW.PANCONSUSURROS.BLOGSPOT.COM

MARÍA DEL CARMEN

 
At 02 agosto, 2008 16:10, Blogger JULY_MANA!!!! said...

HOLA ABUELO, VISITA MI BLOG, HICE NUEVAS ENTRADAS!!!!
MUYLINDO TU BLOGG EH???
BUENO TE ESPERO POR MI BLOGG... BESOS...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Google
 
Web patagoniasatelital.blogspot.com
flacofla.blogspot.com coflafotos.blogspot.com
¡Ahijuna! - Muy Argentino

Los mejores 
traductores y diccionarios
comentatublog

imagen
Círculo Amigos Todoar Blogarama - The Blog Directory Adoos Geo Visitors Map